En muchas iglesias había un cepillo para limosnas con el nombre de “El Pan de los pobres” o "Pan de San Antonio". Se le pedía una gracia y se depositaba la limosna. O, simplemente, se hacía la limosna para socorrer a los necesitados y promover la devoción a San Antonio.

Puedes también depositar aquí tu LIMOSNA, en su Oratorio Virtual. San Antonio no hará oídos sordos a tus súplicas.

Tu email
por favor llene con un e-mail válido

Tu nombre
* Este campo es obligatorio

Apellidos
Invalid Input

Dirección
este campo es obligatorio

Código Postal
este campo es obligatorio

Población
este campo es obligatorio

Es necesario aceptar.

información del pago

Importe (Euros)
El valor mínimo de la donación es de 2 euros. Introducir sólo números.

Confirmación
€ 0,00
Elija la forma de pago que prefiera:

Número de la tarjeta

Año de vencimiento de la tarjeta

Vencimiento de la tarjeta

Código de Seguridad

debe contener 16 números campo obrigatório campo obrigatório debe tener 3 números


 

Gracias a limosnas como la tuya la Obra de EL PAN DE LOS POBRES ha podido distribuir el año pasado:

  • 56.862 euros distribuidos en limosnas para los pobres.
  • 17.382 euros recaudados para socorrer a Conventos de Religiosas y Parroquias necesitadas.
  • 92.676 euros distribuidos en estipendios de Misas.
  • Se ha venido ayudando a 40 sacerdotes necesitados, con los estipendios de Misa, y se han celebrado un total de 6.241 Misas ordinarias, 52 Novenas y 94 Misas Gregorianas (2.820 Misas).
  • En la sección “Gracias alcanzadas” de la revista, se han publicado miles de agradecimientos a San Antonio de Padua.